Palacios de Viena

Como buena ciudad imperial, Viena tiene muchos palacios distribuidos por su territorio. De hecho, varios de ellos se encuentran tan incluidos en la ciudad que puede que pasen desapercibidos. Sin embargo, la mayoría de palacios de Viena son claramente distinguibles.

Si te interesa conocer más sobre estos lugares, en este artículo te hablo de los palacios más destacados de la ciudad. ¡Echa un vistazo y toma nota de los que quieras visitar!

Los mejores palacios de Viena

Estos son los palacios más interesantes y destacados que te recomiendo visitar durante tu estancia en la capital austríaca.

Schloss Schönbrunn

Schönbrunn, uno de los palacios de Viena

El Palacio Schönbrunn se construyó en el siglo XVII y es la antigua residencia de verano de los Habsburgo. El edificio principal, que es el primero que verás nada más entrar al complejo, es de estilo barroco y tiene más de 1400 salas.

Además de este gran edificio, los alrededores no se quedan atrás. Podrás pasear por los bonitos y cuidados jardines y podrás ver lugares como unas ruinas romanas, el monumento a la Glorieta, el Museo de Carruajes imperiales, la Casa de las Palmeras, la Casa del desierto y el zoo más antiguo del mundo.

Palais Liechtenstein

Otro de los palacios de Viena es el Palacio Liechtenstein, construido en el año 1688. Se trata de un palacio de estilo barroco que se encuentra en Rossau, en la propia ciudad de Viena.

En el interior de palacio, se encuentran las colecciones del Museo Liechtenstein, inaugurado en el 2004. Estas colecciones agrupan obras de cinco siglos de arte. Además, el interior del edificio en sí es una obra de arte, con sus frescos y decoraciones.

Schloss Hofburg

Hofburg, , uno de los palacios de Viena

El Palacio Hofburg se acabó de construir en el año 1279 y era el centro imperial de la ciudad y la residencia de la monarquía de los Habsburgo. En la actualidad, es el palacio más grande de Viena y uno de los mayores complejos palaciegos del mundo.

Entre todos sus edificios, tiene alrededor de 2600 estancias. Entre ellas, alberga lugares como la Biblioteca Nacional de Austria y su bonita Sala Imperial, el Museo Sisi, la Escuela Española de Equitación o el Museo de Etnología de Viena, ente otros. Aunque sea para entrar a alguno de estos lugares, este es uno de los palacios de Viena que merece la pena visitar.

Palais Augarten

El Palacio Augarten se acabó de construir en el año 1692 y es de estilo barroco. Se encuentra en el barrio de Leopoldstadt. El primer propietario del palacio fue el empresario Zacharias Leeb, por eso, su nombre original era el de Palacio Leeb.

Este palacio se construyó en lo que es actualmente el parque Augarten, que en aquella época era un coto de caza propiedad de la casa de Habsburgo.

Schloss Belvedere

Belvedere

El Palacio Belvedere es una obra maestra del barroco construida por el príncipe Eugenio de Saboya como residencia de verano. El complejo está dividido en tres edificios: Bajo Belvedere (primero en acabar de construirse en 1716), Alto Belvedere (1723) y Schwarzenberg (1728).

Actualmente, los dos primeros albergan museos, uno de ellos tiene la mayor colección del mundo de pinturas del artista Gustav Klimt, y el último es un hotel. Aunque sea solo para verlos por fuera y para pasear por los jardines, Belvedere es uno de los lugares que ver en Viena más interesantes.

Artículos interesantes sobre Viena

Si quieres conocer más lugares interesantes de la ciudad, te recomiendo leer el artículo sobre qué ver en Viena.

Si quieres tener más detalles sobre los edificios religiosos, lee el artículo de las catedrales e iglesias de Viena.

En caso de que quieras ampliar información sobre los museos, lee el artículo de los museos de Viena.

Descubre las bibliotecas más bonitas de la ciudad en el artículo sobre las bibliotecas de Viena.

Conoce un poco más sobre la calle más conocida de Viena en el artículo sobre la Ringstrasse de Viena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.